Somos hipócritas

¿Eres un hipócrita?

Es posible que seas un hipócrita; no pasa nada, es normal, esta bien, no se trata de judgar, sino de que seas consciente de ello.

Quizás seas un hipócrita y no te hayas detenido a pensarlo para darte cuenta. Si eres un hipócrita, deberías saberlo.

Según el diccionario, hipócrita es aquel que finge una cualidad, sentimiento, virtud u opinión que no tiene.

A lo largo de la vida construimos un personaje, un personaje de nosotros mismos, es decir, nuestra personalidad. Desde que somos uno niños, nuestro ego trabaja para protegernos, para hacernos sobrevivir, y para ser aceptados por los demás, lo que va condicionando nuestro comportamiento, nuestras creencias y nuestra forma de pensar.

Las experiencias y las vivencias nos van marcando, atravesamos momentos que nunca olvidamos, sobre todos aquellos en los que nos hemos visto vulnerables de los que vamos aprendiendo y formando nuestro carácter.

Nos convertimos en hipócritas sin darnos cuenta, en seres que fingimos lo que no somos para ser aceptados socialmente.

En gran parte debido a nuestra baja autoestima, necesitamos fingir un personaje. A veces, con el paso del tiempo, nos convertimos en personas muy diferentes a como éramos niños, el clásico ejemplo del niño sensible y vulnerable (Eneatipo 8 en el eneagrama) a quien hacen daño en el colegio y acaba convertido en el matón del barrio.

Experiencias como esta, nos condicionan, llegando a convertirnos en auténticos hipócritas, estúpidos, inseguros, hipocondríacos, insensibles, victimistas, pesimistas, prepotentes, cínicos o materialistas.

Lo importante no es que efectivamente seas un hipócrita o un cretino, sino que te des cuenta, que seas consciente de que así es, de porque es y su origen.

Si eres consciente de ello, podrás identificarlo, comprenderlo y así poner remedio

Todo esto está muy relacionado con la baja autoestima, cuanto mayor es ese rasgo de del ego, como por ejemplo la prepotencia, altanería o mas baja es nuestra autoestima y nuestro amor propio.

Vivimos en una sociedad materialista, el valor de las personas esta en lo que tiene y su dinero. Cuando nuestra autoestima es baja, tendemos a darnos valor por lo que tenemos ya que nos valoramos muy poco y por lo tanto, valoramos a los demás en la misma medida superficial y materialista.

El despertar de la consciencia es ser consciente, es darse cuenta de todo esto, para cuestionar tu comportamiento, tu forma de pensar, y tus creencias y empezar a ser tu mismo desmontando el personaje de tu personalidad y cambiando tus realidades.

No te creas nada de lo que acabas de leer, experimenta y piensa por ti mismo.

Despierta

Wake up!

Los videos más recientes

©2024 Wake Up - Conscious content platform

CONTACTO

No estamos en este momento. Pero puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

Enviando
o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account