La baja autoestima es uno de los fenómenos más extendidos en la sociedad.

Podríamos decir de hecho que, en mayor o menor medida, todos tenemos que lidiar con nuestra autoestima, ya que va implícito en nosotros como seres humanos. Muchos la sufren y todos escuchamos acerca de ella, pero pocos saben cómo sanarla. Quiérete a ti mismo… ¿Cómo se hace eso?

Hoy en día podemos encontrar mucho contenido en internet que habla de la autoestima y los “trucos” para sanarla, estos artículos hablan de prácticas y ejercicios recomendables para subir la autoestima, pero que normalmente están tratados de una manera superficial y reactiva, es decir, que la capean de forma superficial sin entrar en profundidad en su naturaleza.

Por otro lado, encontramos análisis psicológicos teóricos de la autoestima, desde el punto de vista profesional de la salud mental, que, aunque son análisis más profundos, resultan más complejos de entender y menos prácticos en nuestro día a día, sin conclusiones aplicadas.

A continuación, vamos a tratar algunos aspectos de la autoestima en su naturaleza y origen, basados en la observación propia y ajena, y en experiencia real de personas reales con baja autoestima en una sala de terapia, es decir, en las experiencias que podrían ser de cualquiera de nosotros que vivimos en sociedad. De esta manera, veremos algunas conclusiones practicas acerca de la autoestima y de cómo abordarla. Como siempre, no se trata de que te las creas, sino de que las experimentes por ti mismo.

Por último, trataremos la autoestima desde el punto de vista de la consciencia, el autoconocimiento y el proceso del despertar consciente en la vida, ya que están estrechamente relacionados.

Autoconocimiento.

Conocerse a sí mismo. ¿Cómo voy a quererme, si no me conozco? El primer paso hacia la autoestima es el autoconocimiento, de manera que, si somos conscientes de quienes somos, como funciona nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestras emociones, podremos empezar a comprendernos y querernos.

Conocerse a uno mismo requiere un ejercicio de introspección, es decir, debemos observarnos, debemos mirar dentro para ver lo que hay. Quien soy, como soy, porque hago las cosas que hago y para que las hago.

El viaje del autoconocimiento es largo y lento, requiere de tiempo, honestidad y voluntad. Poco a poco, vamos descubriendo el personaje en que nos hemos convertido.

A lo largo de la vida, todos vamos elaborando un personaje, en base a las experiencias vividas que a su vez dan lugar a las creencias y valores de las que se compone nuestra personalidad y nuestro carácter.

Partimos de una configuración genética determinada, una materia prima, a partir de la cual vamos añadiendo capas como las de una cebolla. Conocer estas capas, su origen y su razón de ser, es la clave para entender cómo y porqué actuamos de la manera en que lo hacemos.

Por ejemplo, una persona agresiva, no nació agresiva, en algún momento a lo largo de su vida, entendió que, siendo agresivo, podía conseguir lo que quería, podía protegerse frente a los demás, conseguir el respeto, la aceptación social etc.  Esto seguramente tiene una explicación, y lo más probable es que tenga que ver con alguna experiencia a lo largo de su vida. Saber identificar cual es complicado, a veces puede tratarse de un acontecimiento puntual (le pegaron en colegio y se defendió) y otras veces puede ser algo como que en su casa, su padre siempre le inculcó que para conseguir algo, tenía que luchar por ello a cualquier precio, a veces es un conjunto de varios factores y por eso puede resultar complejo distinguirlos.

Una vez identificamos estas capas de cebolla, estos rasgos que nos definen (Inseguridad, prepotencia, superficialidad… etc) podemos empezar a conocernos, llegando a hacernos una idea de los motivos que nos han llevado ser como somos ahora.

En ocasiones es difícil identificar estas capas de cebolla, estos rasgos que definen el personaje que vamos construyendo, ya que algunas veces no los vemos y otras veces no los queremos ver. Para explicar esto, sería muy interesante que hicieras el siguiente ejercicio de introspección.

En el siguiente cuadro se establecen 4 áreas acerca de nosotros mismos, cuatro enfoques de nuestra personalidad, de nuestro Yo. Hacer un viaje a través de ellos, nos hace pensar y nos ayuda a comprendernos un poco más, haciendo que sea más fácil llegar a quitar capas a la cebolla.

Para el yo ciego, existe un ejercicio de coaching llamado El Péndulo, que resulta muy revelador. Consiste enumerar 5 rasgos de los demás que no soportas y rechazas. Una vez lo hayas hecho, repásalos uno a uno y se consciente de que mucho de esos rasgos también están en ti. Es lo que se conoce como el efecto Espejo, rechazamos comportamientos en los demás porque también son nuestros, y sin embargo no los vemos.

A través de estos ejercicios, descubrirás rasgos de tu personalidad que te gustan y otros que no. Lo importante es que, con honestidad, los reconozcas y los aceptes.

Aceptación

Una vez tenemos un mapa de nosotros mismos, debemos tener la honestidad de reconocernos tal cual somos. De cara a la autoestima, es importante poner en valor nuestros atributos positivos, pero es más importante aún, aceptar aquellos que no nos gustan. Aceptarnos para querernos.

A lo largo de la vida, nos hemos desenvuelto como más o menos hemos sabido, comenzamos a vivir sin un manual de instrucciones, sin consciencia de lo que hacíamos ni porqué o para que lo hacíamos, está bien, no pasa nada, acéptalo.

Otra de las claves de cara a la autoestima, es entender y ser consciente de que no somos esto o lo otro, sino que, a lo largo de la vida y las experiencias, hemos ido desarrollando unos rasgos que nos han hecho actuar de determinada forma, hemos aprendido a desenvolvernos con unas determinadas formas de comportamiento y de interactuar con los demás.

Por ejemplo, a través del autoconocimiento uno puede descubrir que durante gran parte de su vida ha sido o es un Prepotente, ¿entonces? ¿Cómo voy a quererme si soy un Prepotente? No, no eres un prepotente, sino que has aprendido a desenvolverte con actitudes prepotentes, hasta el punto de que, puede ser que la prepotencia sea un rasgo característico de tu personalidad. Está bien, no pasa nada, no te culpes, ahora que lo sabes y que entiendes que ese comportamiento tiene una razón de ser, cámbialo.

Aprende a Respetarte.

Nos queremos tan poco que no nos respetamos. Esto se refleja de una manera muy clara, cuando observamos nuestro comportamiento.

Normalmente una persona con baja autoestima es cumplidora. Siempre está para los demás, pero no cumple consigo mismo porque ni siquiera se respeta. La persona con baja autoestima no sabe poner límites, ni a si mismo ni a los demás, por eso, seguramente no sabe decir NO cuando alguien le pide algo porque busca el cariño de dicha persona por encima incluso de si mismo. Respetarse es saber poner límites, es decir, saber decir no cuando alguien le pide algo, si con ello tengo que poner intereses ajenos por encima de los propios. Por ejemplo, cuando alguien pide un favor que implica dedicar un tiempo, y dejamos de dedicar un tiempo para nosotros, que nosotros necesitamos para invertirlo en el otro, poniendo así sus intereses por encima de los nuestros.

Una vez me observo, me conozco y me respeto poniendo limites, entonces podré empezar a quererme y darme valor. Nuestro valor no está en las cosas de fuera, en el coche que conducimos, en la ropa que llevamos o en la apariencia física, por eso, una persona que se valora y se quiere, sabe que no necesita nada de fuera para darse valor ni para que lo valoren.

Esperamos que este artículo te haya servido para entenderte un poco más, para despertarte y para quererte.

No te creas nada de lo que acabas de leer, experiméntalo y empieza a pensar por ti mismo.

11 Comentarios
  1. User Avatar
    Embajadora 2 años

    Oportuno artículo para el momento en que me encuentro.
    Muchas gracias

    • User Avatar Autor
      Wake Up 2 años

      Que bueno escuchar eso. Nos alegramos de que te haya servido. Gracias por compartirlo con nosotros.

  2. User Avatar
    Maharet 2 años

    Y si he llegado al punto que ni se quien me conoce? Esta sensación de soledad que me embarga.. me hunde cada dia un poco mas… Se que no estoy sola, pero es un sentimiento muy profundo.. por donde empiezo?

  3. User Avatar Autor
    Wake Up 2 años

    Difícil poder ayudarte así… A veces, muchos necesitamos un poco de ayuda cuando vemos que solos no podemos, quizás buscar profesional te ayude a salir de donde estás. Te enviamos mucha fuerza y mucho ánimo.

  4. User Avatar
    Jose Maria 1 año

    Muy interesante, es la primera vez que encuentro una información tan clara sobre el camino al auto conocimiento.

    • User Avatar Autor
      Wake Up 1 año

      Que bueno oír eso, es información basada en la experiencia. Gracias por tu comentario

  5. azothk 1 año

    Me sorprende la calidad de la información, la madurez del contenido y la responsabilidad en que manejan la información. Agradezco que existan plataformas tan profesionales como la de ustedes. Gracias wake up!

    • User Avatar Autor
      Wake Up 1 año

      Que bueno que te sea de valor. Gracias por tu comentario, es importante para nosotros.

  6. User Avatar
    rose favela 4 meses

    me encanto

  7. User Avatar

    Excelente, lo compartí por correo. Y lo estoy analizando lentamente.
    Gracias Elena

  8. User Avatar
    delmira sanchez 4 semanas

    Valoro la precision, lo concreto de este articulo. Elementos y herramientas concretas para llevar a la practica. Gracias.

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2024 Wake Up - Conscious content platform

CONTACTO

No estamos en este momento. Pero puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

Enviando
o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account